Sacagawea: Guía de Occidente

En busca de la verdadera historia de Sacagawea (Sacajawea)

Después de la introducción en 1999 de una nueva moneda en dólares de los Estados Unidos en la que aparece el indio shoshone Sacagawea, muchos se interesaron por la verdadera historia de esta mujer.

Irónicamente, la imagen de la moneda de dólar no es realmente una imagen de Sacagawea, por la simple razón de que no existe un parecido conocido con ella. Poco se sabe de su vida, aparte de su breve contacto con la fama como guía de la expedición de Lewis y Clark, que exploró el Oeste americano en 1804-1806.

Sin embargo, el honor de Sacagawea con su retrato en la nueva moneda de dólar sigue a muchos otros honores similares. Se dice que ninguna mujer en EE.UU. tiene más estatuas en su honor. Muchas escuelas públicas, especialmente en el noroeste, llevan el nombre de Sacagawea, al igual que los picos de las montañas, los arroyos y los lagos.

Origen

Sacagawea nació de los indios Shoshone, alrededor de 1788. En 1800, a la edad de 12 años, fue secuestrada por los indios Hidatsa (o Minitari) y llevada de lo que hoy es Idaho a lo que hoy es Dakota del Norte.

Más tarde, fue vendida como esclava al comerciante franco-canadiense Toussaint Charbonneau, junto con otra mujer Shoshone. Los tomó a ambos como esposas, y en 1805 nació el hijo de Sacagawea y Charbonneau, Jean-Baptiste Charbonneau.

Traductor para Lewis y Clark

La expedición de Lewis y Clark reclutó a Charbonneau y Sacagawea para que los acompañaran hacia el oeste, esperando aprovechar la capacidad de Sacagawea para hablar con los shoshones. La expedición esperaba que necesitaran cambiar a los Shoshone por caballos. Sacagawea no hablaba inglés, pero podía traducir a Hidatsa a Charbonneau, quien podía traducir al francés para Francois Labiche, un miembro de la expedición, quien podía traducir al inglés para Lewis y Clark.

En 1803, el presidente Thomas Jefferson pidió al Congreso que financiara a Meriwether Lewis y William Clark para explorar los territorios occidentales entre el río Mississippi y el Océano Pacífico. Clark, más que Lewis, respetaba a los indios como plenamente humanos, y los trataba como fuentes de información en lugar de como salvajes molestos, como hacían otros exploradores con demasiada frecuencia.

Viajando con Lewis y Clark

Acompañada por su hijo pequeño, Sacagawea partió con la expedición hacia el oeste. Su recuerdo de los senderos de los shoshones resultó ser valioso, según algunas fuentes; según otras, no sirvió como guía de los senderos, sino más bien de alimentos y medicinas útiles a lo largo del camino. Su presencia como mujer india con un bebé ayudó a convencer a los indios de que este grupo de blancos era amistoso. Y sus habilidades de traducción, aunque indirectas del shoshone al inglés, también fueron invaluables en varios puntos clave.

La única mujer del viaje, también cocinaba, buscaba comida y cosía, remendaba y limpiaba la ropa de los hombres. En un incidente clave registrado en los diarios de Clark, ella salvó registros e instrumentos para que no se perdieran por la borda durante una tormenta.

Sacagawea fue tratada como un miembro valioso del partido, incluso se le dio un voto completo para decidir dónde pasar el invierno de 1805-6, aunque al final de la expedición, fue su marido y no ella quien fue pagado por su trabajo.

Cuando la expedición llegó al país de los Shoshone, se encontraron con una banda de Shoshone. Sorprendentemente, el líder de la banda era el hermano de Sacagawea.

Las leyendas del siglo XX sobre Sacagawea han subrayado – la mayoría de los estudiosos dirían falsamente – su papel como guía en la expedición de Lewis y Clark. Aunque fue capaz de señalar algunos puntos de referencia, y su presencia fue enormemente útil en muchos sentidos, está claro que ella misma no lideró a los exploradores en su viaje a través del continente.

Después de la expedición

Al regresar a la casa de Sacagawea y Charbonneau, la expedición pagó a Charbonneau con dinero y tierras por el trabajo de Sacagawea y él mismo.

Unos años más tarde, Clark aparentemente hizo arreglos para que Sacagawea y Charbonneau se establecieran en St. Louis. Sacagawea dio a luz a una hija, y poco después murió de una enfermedad desconocida. Clark adoptó legalmente a sus dos hijos, y educó a Jean Baptiste (algunas fuentes lo llaman Pompeyo) en San Luis y en Europa. Se convirtió en lingüista y más tarde regresó al oeste como hombre de montaña. Se desconoce lo que le pasó a la hija, Lisette.

El sitio web de PBS sobre Lewis y Clark detalla la teoría de otra mujer que vivió hasta los 100 años, muriendo en 1884 en Wyoming, que desde hace tiempo ha sido identificada erróneamente como Sacagawea.

Las pruebas de la muerte temprana de Sacagawea incluyen la anotación de Clark de ella como muerta en una lista de los que estaban en el viaje.

Variaciones en la ortografía: ¿Sacajawea o Sacagawea o Sakakawea o…?

Mientras que la mayoría de las noticias y biografías en la web de esta mujer ahora más famosa deletrean su nombre Sacajawea, la ortografía original durante la expedición de Lewis y Clark era con una «g» no con una «j»: Sacagawea. El sonido de la letra es una «g» dura, así que es difícil entender cómo se produjo el cambio.

PBS en un sitio web diseñado para acompañar la película de Ken Burns sobre Lewis y Clark, documenta que su nombre se deriva de las palabras de Hidatsa «sacaga» (para pájaro) y «wea» (para mujer). Los exploradores escribieron el nombre Sacagawea las diecisiete veces que registraron el nombre durante la expedición.

Otros escriben el nombre Sakakawea. También hay otras variaciones en el uso. Debido a que el nombre es una transliteración de un nombre que no fue escrito originalmente, estas diferencias de interpretación son de esperar.

Elegir Sacagawea por la moneda de un dólar

En julio de 1998, el Secretario del Tesoro Rubin anunció la elección de Sacagawea para la nueva moneda de dólar, para reemplazar la moneda de Susan B. Anthony.

La reacción a la elección no siempre fue positiva. El representante Michael N. Castle of Delaware se organizó para tratar de sustituir la imagen de Sacagawea por la de la Estatua de la Libertad, con el argumento de que la moneda de dólar debería tener algo o alguien más fácil de reconocer que Sacagawea. Los grupos indios, incluidos los Shoshones, expresaron su dolor y su ira, y señalaron que no sólo Sacagawea es muy conocida en el oeste de los Estados Unidos, sino que el hecho de ponerla en el dólar hará que se la reconozca más.

El Minneapolis Star Tribune dijo, en un artículo de junio de 1998, que «la nueva moneda debía llevar la imagen de una mujer americana que se había pronunciado a favor de la libertad y la justicia». Y la única mujer que podían nombrar era una pobre chica registrada en la historia por su habilidad para golpear los trapos sucios en una roca?»

La objeción era reemplazar la semejanza de Antonio en la moneda. La «lucha de Antonio en favor de la templanza, la abolición, los derechos de la mujer y el sufragio dejó una amplia estela de reforma social y prosperidad».

La selección de la imagen de Sacagawea para reemplazar la de Susan B. Anthony es irónica: en 1905, Susan B. Anthony y su colega sufragista Anna Howard Shaw hablaron en la dedicación de la estatua de Sacagawea de Alice Cooper, ahora en un parque de Portland, Oregon.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *